¿Cuáles son tus Aspiraciones Salariales? – La pregunta terrorífica

¿Cuáles son tus Aspiraciones Salariales? – La pregunta terrorífica

26/10/2019 | Mercado de Trabajo

Si estás en búsqueda de empleo seguramente te hayan realizado esta pregunta en una entrevista laboral. También es probable que te hayas sentido ansioso o preocupado por no saber cómo responder a la misma.

La respuesta es más sencilla de lo que piensas, debes dar una cifra concreta  y ese monto debe ser construido a partir de una “investigación de mercado”. En suma, deberás saber cuánto paga el mercado en posiciones similares a las que te estás postulando.

Para poder llegar a un monto específico acorde a lo que paga el mercado, deberás tener en cuenta tus fortalezas y debilidades, como también el nivel de demanda para los colaboradores con tu formación y experiencia. Por ejemplo,  hoy el mercado paga más a los trabajadores del sector informático que los de área administrativa.

Otro punto importante es saber el tipo de empresa a la que te estás postulando, no es lo mismo una empresa multinacional, que una pequeña empresa familiar.

Temas como: experiencia, dominio de idiomas, formación técnica o universitaria, cursos de postgrado, etcétera, influyen directamente en las posibilidades de pretensión salarial.

Un error muy común es incluir en esta ecuación lo que ganabas anteriormente. Obviamente que si estás trabajando difícilmente cambies por una oferta económicamente menor, pero si estás sin empleo, lo que ganabas en el pasado es un dato anecdótico y tendrás que concentrarnos en lo que actualmente está ofreciendo el mercado.

Otro error es pensar que cuanto menor sea tu pretensión salarial mayores serán tus posibilidades de obtener el trabajo. Las empresas quieren trabajadores calificados, con seguridad en sus competencias y buena autoestima; si tu exigencia económica está muy por debajo de lo que el mercado suele pagar, el empresario se inclinará a pensar que no tienes el nivel de experiencia requerido.

Por otro lado están aquellos que realizan una relación de los gastos que tienen, o el nivel de vida que desean mantener. Esta perspectiva es equivocada porque dicho punto no se relaciona con lo que tienes para ofrecerle al mercado laboral, ni afecta lo que el mismo está dispuesto a pagarte. Quizás, si sentís que no te están ofreciendo un mínimo indispensable, el camino puede ser el emprendimiento personal, o un cambio profesional.

Es importante tener en claro que si la empresa está realmente interesada en tu perfil profesional, realizará una contra oferta acorde a sus posibilidades, y por lo tanto, es poco probable que quedes fuera por pequeñas diferencias económicas.

Finalmente, en Uruguay se estila brindar las aspiraciones económicas en términos de: líquido mensual, en referencia al salario que el colaborador recibiría a fin de mes en relación de dependencia.

Lic. Ana Laura Cianci Pezet

Psicóloga en Curbelo, Cianci & Asoc.

Compartir