La entrevista laboral: una oportunidad única

La entrevista laboral: una oportunidad única

20/01/2017 | Entrevista Laboral

La entrevista es una oportunidad única, en pocos minutos el candidato debe ser capaz de desplegar todo su potencial. Debemos darle trascendencia y prepararnos para el momento. Es así que en este espacio daremos 10 sugerencias a tener en cuenta, a forma de preparación:

  1. Informarnos antes de concurrir a la entrevista laboral. Visitar la Página Web, redes sociales  y consultar a contactos nos brindará datos trascendentes. Podremos hacer preguntas inteligentes y dar una imagen proactiva.
  2. Preguntar cuánto tiempo durará la entrevista al ser citados. En ocasiones se combinarán más de una entrevista o se realizará la Evaluación Psicotécnica. Saber cuánto tiempo debemos disponer nos ayudará a estar tranquilos durante la instancia.
  3. Ser puntual. La puntualidad es una cualidad valorada por las empresas. Además, llegar unos minutos antes nos brinda la oportunidad de tranquilizarnos, observar el entorno y percibir la cultura organizacional.
  4. Cuidar la vestimenta y el arreglo personal. Si bien en función de la posición y la empresa a la que nos postulamos el nivel de formalidad varía, queda claro que debemos brindar una imagen cuidada de nosotros mismos. Habernos informado previamente es la clave para acertar con el estilo.
  5. Prestar atención a nuestra actitud corporal. Claramente estaremos nerviosos y eso será esperable para el entrevistador, pero tenemos que intentar superar dicha ansiedad y mostrar seguridad en nuestros movimientos y gestos. Si estamos ante nuestras primeras entrevistas, una estrategia es practicar, pedirle a un familiar o amigo que nos tome una entrevista y luego nos haga sugerencias de mejora.
  6. Demostrar claridad respecto a los proyectos de vida y los objetivos laborales. Tenemos que saber qué tipo de trabajo estamos buscando y cómo se enmarca en nuestra vida. Saber respecto a nuestras aspiraciones salariales, disponibilidad horaria, tipo de tareas que nos gustan y estamos capacitados para realizar. Así brindaremos una imagen de solidez que le dará seguridad a quien nos esté entrevistando.
  7. Reformular positivamente. Todos tenemos fortalezas y debilidades. En la entrevista tenemos que centrarnos en nuestras fortalezas, pero no debemos ignorar nuestras debilidades. Los entrevistadores entrenados las sabrán detectar, así que es mejor mostrarse autocrítico y reformularlas positivamente. Por ejemplo: si nuestra edad sobrepasa el perfil requerido sería interesante poder mencionarlo y explicar las virtudes de dicha condición: tener más experiencia, contar con amplia disponibilidad horaria (porque los hijos ya son grandes), ser estable laboralmente.
  8. Prepararse para las preguntas situacionales. Los entrevistadores profesionales suelen hacer preguntas a través de las cuales intentarán visualizar nuestro comportamiento en acción. Por ejemplo: “Cuénteme de alguna tarea que haya tenido que realizar en equipo. ¿Cuál era el resultado esperado? ¿Cuál fue su responsabilidad en el equipo? ¿En qué contribuyo al logro del resultado?”
  9. Preguntar. Muchas veces nos darán poca información respecto a la posición a la que nos estamos postulando, pero debemos aprovechar la instancia para realizar preguntas que nos orienten respecto a si el cargo nos interesa o no. Durante el Proceso de Selección la empresa “elegirá” a un candidato, pero los postulantes deben “elegir” a la empresa donde quieren trabajar.
  10. Ir más allá. En el proceso generalmente nos preocupamos por el nivel de remuneración, localización, las tareas y el horario. Aspectos estos fundamentales, pero debemos ir más allá y evaluar de las propuestas aspectos como: posibilidades de desarrollo profesional, capacitación, estabilidad de la empresa y ambiente laboral, ya que a largo plazo determinarán nuestro futuro profesional.

Compartir